Traductor

20 feb. 2011

MEDICINAS CADUCAS ¡PODREDUMBRE EN EL SECTOR SALUD DE TABASCO, POR CULPA DE ANDRÉS GRANIER Y LUIS FELIPE GRAHAM!


Lunes 21 de Febrero 2011.

TESTIGO!
“COCHINERO” EN SALUD

+ En Tabasco, medicinas caducas y escasas, desvío de recursos federales
+ Auditoría de la ASF exhibe las mentiras y corruptelas de Granier y Graham
+ Saiz Pineda oculta información y “desaparece” 26 millones del sector salud

“Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”: Víctor Hugo

Por CARLOS CANTÓN ZETINA*
carlos_cantonz@hotmail.cm
Atención a la salud pública, programa “estelar” del mal gobierno priista de Andrés Granier Melo y del que tanto presume junto con el ambicioso “Gansito” Luis Felipe Graham Zapata, en realidad es un rotundo fracaso debido al mar de corrupción e ineficiencias en que está sumido. Tabasco resultó reprobado en ese rubro por la Auditoría Superior de Fiscalización (ASF), en las revisiones que realizó a la cuenta pública de 2009 y que dio a conocer el día 16 de este mes.
¡Queda confirmada la maldad y deshonestidad de ambos funcionarios, que le dan atole con el dedo --pero no medicinas— al pueblo! Igual se comprueba que el PRI-Gobierno no procura el bienestar de la gente… sino que incluso la deja morir.
¡ Y qué criminal actitud la de Granier y Graham, lucrar con el dolor humano y engañar cínicamente a los tabasqueños con el cuento de que son los “promotores y vigilantes” de la salud de las familias!. Puras patrañas: se roban o utilizan para otros fines –como compra de votos y publicidad-- el dinero que debería ser utilizado para darle suficientes medicamentos y doctores a la ciudadanía y equipar hospitales. Así, miles de enfermos quedan en completo desamparo. Que le hagan como puedan, han de decir, con absoluta ligereza, “El Chelo Despensa” y “El Guapo” o “Gansito”…
Granier se la pasa en la pachanga --Mayans es quien gobierna y sigue en campaña con dinero del pueblo--, mientras que Graham compra salmón a precios inflados y lujosas Suburban en vez de medicinas para los miles de necesitados.
Irresponsable, el títere de Mayans destinó, de los millonarios recursos que le dio la Federación, menos del 1.0% para la adquisición de medicamentos e insumos médicos. Contrasta con otros estados, que destinaron para ese concepto entre el 5 y el 7.4%.
La Secretaría de Salud de Tabasco (SS) es una dependencia privilegiada, pues tiene uno de los presupuestos más altos. En 2009 fue de 1.723 millones 795 mil 229 pesos. Casi todo lo aportó la Federación: más de 1.300 millones de pesos, a través del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) y del Seguro Popular. Esto indica que el mal gobierno de Granier ha sido incapaz de generar ingresos propios.
Pero con todo y que Tabasco tiene uno de los presupuestos más altos del país, el servicio de salud es pésimo. Más, si se compara por ejemplo con el de Yucatán, que sí es eficiente a pesar de que su gobierno cuenta con menos dinero.
La implícita conclusión de la ASF es contundente: el sector salud en el estado es un auténtico cochinero que daña a los tabasqueños. Clasifica como “críticos” o “en semáforo rojo” varios servicios. La SS “no cumplió al 100% con las metas establecidas”, expresa el organismo auditor, que determinó ¡29 observaciones! respecto a otras tantas anomalías que encontró en Tabasco; algunas de las más graves son:
1.-“No existe medicamento suficiente para atender la demanda de la población”, y gran número de recetas no fueron surtidas en su totalidad. La gente tiene que comprar de su bolsillo las medicinas.
2.- “En hospitales y centros de salud hay medicamento CADUCO”, como en el Hospital General de Comalcalco, en el “Juan Graham Casasús” (de Villahermosa) y en los centros de salud Sabina, Carrizal, Comalcalco y Bosques de Saloya. En otros hospitales hay medicinas “próximas a caducar”.
3.- Varios millones de pesos del FASSA fueron desviados en 2009 para comprar ¡juguetes, gorras y camisetas! (se supone que para las campañas del PRI); artículos deportivos y hasta macetas y thermos. Además, para pagar hospedajes e incluso edecanes y maestro de ceremonia.
4.- No se cumplió con el parámetro de eficiencia de consultas médicas (el promedio nacional fue de 9.6 consultas diarias en 2009). En Tabasco sólo se dieron 2.4 consultas al día.
5.- Elevados pagos a médicos especialistas que NO tienen el requisito académico.
6.- Comisiones sindicales sin autorización u otorgadas por personas que carecen de facultades para ello, y comisiones de personal a otras dependencias, ajenas al Sector Salud. Todos, con goce de sueldo.
7.- Compra de medicinas sin una adecuada (y legal) licitación. Además, sin cumplir con la fianza de garantía.
8.- “La elevada proporción del gasto destinado a los conceptos de servicios personales y gastos operativos fueron factores que afectaron la CARENCIA de medicamentos en los centros de salud y en su compra (…) Otro factor que agravó dicha situación fue la inadecuada planeación, adquisición, manejo y control de las medicinas”.
9.- Hubo privilegios: se dieron “bonos” y compensaciones económicas de manera discrecional a mandos medios y superiores de la SS, así como vales de despensa en exceso, en efectivo.
Estas son únicamente algunas de las muchas irregularidades que detectó la Auditoría Superior de la Federación. Pero bastan para desenmascarar a Granier y al “precandidato” Graham, quienes engañan al pueblo anunciando los “muchos logros” en materia de salud. (Usted puede ver el rosario de anomalías en www.asf.gob.mx)
No sólo hay desviaciones de recursos federales en hospitales y clínicas que controla la SS sino también en el Seguro Popular, de acuerdo a los resultados de la investigación efectuada por la ASF. Este es un organismo coadyuvante de la Cámara de Diputados federal y facultado para revisar las cuentas públicas en los tres niveles de gobierno, de todo el país.
Obviamente, el informe de la ASF que demuestra las corruptelas en el área de salud no ha sido divulgado por la prensa oficialista --¡cuánta millonada recibe!--, ya que constituye un mentís al discurso del “Chelo Despensa” y del ratero “Gansito”. Su demagogia queda al desnudo. Su vergonzosa complicidad, más aún.
Pero también confirma la tremenda opacidad del malhadado “gobierno” de Granier en cuanto a la utilización de los dineros públicos. No hay transparencia. Todo se maneja en secreto, a espaldas de la gente. Y lo que llega a informarse, es una sarta de falsedades y de cifras “maquilladas” a modo.
Hay un tercer personaje cuya deshonestidad es igualmente exhibida por las auditorías al sector salud: José Saiz Pineda, titular de la Secretaría de Administración y Finanzas del estado (SAF) colocado y mantenido en ese cargo sólo por su parentesco con Carlos Pineda Calcáneo, el tenebroso “Pelón”, y por su amistad con Nacho Cobo y las hermanas Trujillo. La tesorería tabasqueña es la que recibe directamente los millonarios recursos que otorga la Federación para salud, y otros conceptos, y los debe canalizar adecuadamente a las dependencias correspondientes. Pero no lo hace… Y “desapareció” 26 millones de pesos, según la ASF.
(Porque siempre mantiene “en lo oscurito” el mal manejo de las finanzas del estado, Saiz Pineda fue puesto hace unos días en el banquillo de los acusados por el Instituto Tabasqueño de Transparencia y Acceso a la Información Pública –ITAIP--, que instauró en su contra un procedimiento administrativo de responsabilidad. La razón: jefe de Finanzas se ha negado a entregarle al organismo, “sin sustento jurídico y de manera reiterada” la entrega de información pública).
La mentira siempre necesita complicidad. El inútil pero ya supermillonario en dólares “Chelo Despensa” tiene la de “El Guapo” Luis Felipe y la del famoso “inversionista” en Yucatán Saiz Pineda.
¿”Excelencia” en los servicios médicos de Tabasco? ¡Vil demagogia de esos perversos funcionarios que son Granier y el sedicente precandidato a la gubernatura, “El Gansito”!. Juegan con las enfermedades de los tabasqueños, sobre todo con los más pobres y desvalidos, con los ancianos y los niños.
En su informe, la ASF revela cómo gran parte de los recursos que otorgó la Federación a Tabasco en 2009 mediante el FASSA (uno de los 8 fondos del Ramo General 33, aportaciones) tienen severas irregularidades en su manejo. ¡Y fue todo un dineral: 1.235 millones 100 mil pesos!. Aparte, los recursos del Seguro Popular, un programa federal para ayudar a los más pobres.
En ese que fue año electoral y en que se eliminó el programa “Te da más”, con lo que se dejó de apoyar a madres solteras, adultos mayores y discapacitados, Saiz Pineda anunció el despido de 3.064 burócratas. “Había que ahorrar”, dijo.
Pero en ese mismo 2009, Granier destinó cientos de millones de pesos para las campañas de su partido, el PRI.
En contraparte, destinó, de los millonarios recursos que le dio la Federación, menos del 1.0% para la adquisición de medicamentos e insumos médicos. Contrasta con otros estados, que destinaron para ese concepto entre el 5 y el 7.4%.
Tan grave es el cochinero en la dependencia que dirige Luis Felipe, que la bancada de su propio partido (el PRI) en el Congreso local tuvo que regañarlo. El pasado 18 de enero, el lacayo del “Chelo Despensa” y presidente de la Comisión Permanente, Juan Carlos Ocaña Becerra propuso un punto de acuerdo en el que se exhorta a “El Gansito” --negro por fuera y fresa por dentro-- a “otorgar mayores facilidades a los adultos mayores que acudan a las clínicas y hospitales a consultas médicas sin previa cita”. ¡Es que hay una terrible inconformidad entre los 100.474 personas de la tercera edad que hay en Tabasco, porque se les niega el servicio médico!.
(La auditoría de la ASF confirma lo anterior, al señalar que los pacientes “no reciben buen trato o esperan tiempo prolongado para recibir consulta”).
Vale recordar: Tabasco vive en gran parte de lo que le otorga la Federación, que constituye más del 70% de su presupuesto anual. Recibió en 2009, por concepto de participaciones y aportaciones federales, una estratosférica cantidad: 26 mil 004 millones 800 mil pesos.
Fue, en 2009, uno de los 12 estados con mayor porcentaje de recursos del FASSA. Son parte del gasto programable, está “etiquetado”, es decir, tiene destino específico en el gasto de los estados, contrariamente a lo que ocurre con el Ramo 28, de participaciones.
Para el FASSA fueron 1.235 millones 100 mil pesos. (En 2010 aumentó 11%, pues fueron 1.436 millones 600 mil pesos).
En cuanto al Seguro Popular, Luis Felipe Graham Zapata ha utilizado los recursos federales a como le ha dado su regalada gana. Tuvo 4 observaciones de la ASF.
Entre las severas irregularidades ocurridas en Tabasco durante 2009, por un monto de 175.6 millones de pesos, la ASF menciona:
1.- Se realizaron millonarios pagos a personas que NO están directamente relacionados con la atención médica que se brinda a los afiliados.
2.- Se adquirieron medicamentos a precios superiores a los que marca la Secretaría de Salud federal, lo que originó un pago EN EXCESO.
3.- Se desviaron recursos a fines distintos a lo establecido.
----------o-----------
LAS TRAPACERÍAS DE SAIZ PINEDA.- La auditoría federal revela muchas irregularidades del tesorero. Una: 26 millones de pesos no los transfirió como era su obligación a los Servicios de Salud de Tabasco. Además, la ASF recrimina: En 2009 entregó recursos o rendimientos financieros de forma extemporánea o incompleta. Señala otra deficiencia: “registros contables y presupuestales incorrectos e insuficientes, y diferencias en la información financiera”.
…Y EL MENTIROSO MAYANS.- El bandido Gobernador Real no dice cuál fue la verdadera razón de no renunciar y seguir mamando del erario para hacer campaña. Creyó que con su desesperado, insensato “auto-destape”, la cargada se iría con él. Pero vio que fue al revés. Tiene unificados a los tabasqueños… ¡pero en su contra!.
--------- --------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.
http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
Twitter: @cantonzetina