Traductor

15 abr. 2011

OSCURO PASADO DE EDUARDO GALAVIZ IBARRA...¡Y ESTÁ EN EL EQUIPO DE JULIÁN RICALDE!


CANCÚN, Q.R., Viernes 15 Abril de 2011.

CONSTE!
PILLOS CON JULIÁN

+ Ricalde Magaña sigue de tramposo: en su gabinete hay indeseables
+ Eduardo Ortiz Jasso, una historia de corrupción en el Implan
+ Eduardo Galaviz y sus transas con el pulpo camionero…y los 8 proyectos

CARLOS CANTÓN ZETINA*
(Comentarios: carlos_cantonz@hotmail.com

“¡Cómo engaña y con maña Magaña!”, han dicho muchos ciudadanos después de que en esta columna revelamos que el nuevo alcalde de Benito Juárez (Cancún) “rasuró” el curriculum de su secretario de Seguridad Pública, el licenciado en administración de empresas Armando Álvarez Morales, para ocultar el hecho de que en Veracruz fue contralor interno y es acusado de solapar irregularidades del gobierno de Fidel Herrera Beltrán.
Y el perredista Julián Ricalde Magaña --el que dijo: “Mi amigo Borge”-- sigue con su condenable actitud de esconder la verdad:
Su recién iniciada administración del perredista ya tiene un tufo a corrupción, si se observa la integración de su gabinetazo. El alcalde “pinta” como émulo de Juan Ignacio “El Chacho” García Zalvidea y Gregorio Sánchez Martínez, los peores ediles en la historia y de quienes fue colaborador estelar.
El hedor, la sospecha de que meses malos vienen para los habitantes de Benito Juárez, no son gratuitos:
Personajes como Eduardo Ortiz Jasso y Eduardo Galaviz Ibarra tienen oscuros antecedentes, son hábiles --sobre todo el primero-- para hacer negocios ilícitos, y las preguntas obligadas son: ¿Por eso los incluyó el alcalde en su equipo de primer nivel?. ¿Cómo creer en su promesa de que no tolerará deshonestidades y que elegiría a los personajes más honrados?. ¿Quién confía en su palabrería demagógica: “no solaparé a quienes tomen un peso del erario público en su beneficio ni a quienes por negligencia o dolo sigan dañando a nuestra sociedad”?.
En lo que sí tiene razón es que “nuestro municipio no aguanta más”…
Ortiz Jasso es el nuevo director del importante Instituto Municipal de Planeación (Implan)… pero debería estar en la cárcel. Ocupó el mismo cargo con el hoy presidiario Greg y, en la gestión de éste, tuvo como compañero de equipo y componendas a Ricalde Magaña, quien ocupó dos secretarías: Obras y Servicios Públicos, y Desarrollo Social y en las que le llovieron denuncias por presuntos actos de corrupción.
Cuando ocupó el primero de esos puestos, de diciembre de 2008 a noviembre de 2009, la Auditoría Superior del Estado (ASE) le detectó un fraude por más de 120 millones de pesos. Se hallaron facturas apócrifas que tenían firmas y sellos de la Dirección de Recursos Materiales dependiente de Julián. Todo públicamente documentado.
Ortiz Jasso no sólo fue titular del Implan con Greg sino anteriormente con otro nefasto presidente municipal: Francisco Alor Quezada. Por eso --¡pobre ciudadanía!-- es “garantía” de que continuarán el tráfico de influencias, el famoso “diezmo” --comisión exigida a desarrolladores y constructores--, las edificaciones en zonas no permitidas, los grandes negocios al amparo del poder y… el desgarriate urbano de siempre.
El 11 de marzo de 2009, ante el cúmulo de acusaciones en su contra, Ortiz Jasso fue bochornosamente destituido por Sánchez Martínez. Lo único que no hizo fue planear y cumplir con su función. No hubo trabajo del IMPLAN en casi tres años. No concretó ningún proyecto ni programa, a pesar de que su función era cuidar y asignar las áreas de equipamiento en la ciudad y para beneficiar a la comunidad con mercados, escuelas, parques, espacios deportivos e iglesias.
Lo que sí hizo fue amasar una gran fortuna, producto de “cochupos”. (En 2010, su amiga Latifa lo rescató y lo convirtió en su “asesor en materia de movilidad”).
Después de vivir en una modesta vivienda en la región 504, vino su súbito e ilícito enriquecimiento en las gestiones de Alor pero principalmente de Greg, donde las transas con terrenos y permisos dejaron una multimillonaria ganancia indebida. Ortiz Jasso se hizo de varias propiedades, como dos departamentos de lujo en la Supermanzana 17, Lote 16 (calle Contoy), en la torre Palma del Mar. Se trata de los números 101-C y 301-C, con valor de más de un millón 200 mil pesos cada uno. De uno de ellos, este periodista tiene copias de las escrituras a su nombre. También habría adquirido otro más costoso, en el exclusivo condominio Novo Cancún, donde los precios son de hasta 10 millones de pesos.
Entre el 23 y el 24 de abril de 2008, cuando el alcalde era Greg, el diario Novedades de Quintana Roo publicó una serie de reportajes y entrevistas acerca de las corruptelas, deficiencias y omisiones en que incurrió el titular del IMPLAN, de quien se afirma que era su “socio” en los jugosos negocios en detrimento de ordenación urbana del municipio.
Bajo el título “Ortiz Jasso planeó, pero para su beneficio personal”, el periódico asegura el 23 de abril de justamente hace tres años: “Además de dinero pretende poder. Mediante modificaciones al Reglamento Interno del Implan, el funcionario busca erigirse como máxima autoridad local en Cancún a través de una Junta de Gobierno, con injerencia en el municipio de Isla Mujeres. El Implan fue creado durante el gobierno de Magaly Achach de Ayuso (1999-2002) como un órgano de consulta, asistencia y apoyo de las autoridades municipales”. Es una dependencia descentralizada pero sujeta a fiscalización, ya que maneja cuantiosos recursos del erario público. Además, su titular tiene facultades para gestionar donaciones y partidas estatales y federales.
En otro artículo, Novedades tilda a Ortiz Jasso de estar “enfermo de poder y dinero”. Dice: “no sólo se olvidó de atender los problemas que afectan a los habitantes de Benito Juárez, sino que tuvo el descaro de orquestar iniciativas que le dieran poder para absorber funciones que sólo competen al gobierno municipal”.
En un reportaje más, titulado “Protegen corrupción de Ortiz Jasso”, el diario establece que la tolerancia de Greg “ha provocado que Eduardo Ortiz Jasso se siga burlando de los benitojuarenses y enriquciéndose a costa del erario; nadie lo investiga a pesar de las denuncias públicas en su contra”. Y revela el “modus operandi” del titular del Implan:
“Cuando una desarrolladora presenta un estudio de impacto urbano, Ortiz Jasso lo detiene por meses o simplemente lo archiva sin revisarlo. Posteriormente argumenta que ese diagnóstico no funciona, por lo que exige se realice nuevamente. ‘Sugiere’ o ‘recomienda’ a dos empresas para que realicen los estudios de impacto urbano a precios sumamente elevados pero con la garantía de que serán aceptados por el Implan, a pesar de no contar con todos los requisitos, como el impacto vial. De esta manera, Ortiz Jasso realiza el negocio redondo ya que recibe una partida ‘jugosa’ de las compañías que él mismo recomienda (…) Diversos desarrolladores se han convertido en sus rehenes”.
Un artículo más de Novedades afirma que el problema vial es otro de tantos fracasos de Ortiz Jasso. “Ha sido incapaz de proponer planes para resolver la saturación de la red primaria y secundaria del municipio, atenuar el déficit de espacios públicos para aparcar automóviles y optimizar los servicios de transporte urbano (…) Es deficiente el servicio de transporte urbano”.
También lo acusa de sus ausencias prolongadas, de sus viajes por el país, con cargo al erario. Pretextaba que iba a congresos o cursos, pero era mentira.
La propia ex alcaldesa Magaly Achach denunció en su momento que no existía una verdadera coordinación en los programas del Implan; “no ha llevado las cosas como se deben, tiene una mala administración, no beneficia a la sociedad”.
Respecto a Eduardo Galaviz Ibarra, designado por Julián Ricalde al frente de la Secretaría General, el segundo puesto en importancia del ayuntamiento, acaba de concluir su gestión como regidor (empezó con el corrupto Greg). Ya ocupó ese cargo en la caótica administración de Juan Ignacio “El Chacho” García Zalvidea, donde fue jefe de Julián Ricalde Magaña.
En marzo pasado, trascendió que el ayuntamiento presidido todavía por el perredista Jaime Hernández Zaragoza –junto con sus aliados en el Cabildo-- buscaba aprobar al vapor el cambio de uso de suelo en 8 proyectos, 6 de ellos en la Zona Hotelera de Cancún, cuando faltaban sólo unas semanas para que terminaran su gestión. Galaviz fue señalado de recibir una cuantiosa suma de dinero a cambio de avalar la ilegal decisión, además de que sería beneficiada la imprenta de su propiedad.
Colérico y majadero, el regidor negó que fuese a recibir 70 mil pesos e incluso calificó de “pendejo” a Hernández Zaragoza y de “pobre güey” al entonces Secretario de la comuna, Tomás Contreras. La medida fue abortada por el momento --hay que esperar lo que haga Julián-- pero permanece la sombra de la sospecha.
El periodista Juan Veledíaz, de la revista Luces del Siglo, reveló el 13 de marzo que Galaviz y “sus compañeros de pillerías políticas” Latifa Muza Simón, Víctor Viveros y Concepción Colín Antúnez “fueron los orquestadores de una operación que, de concretarse, se convertiría en un ‘pastel’ con el que se despedirían…”. Sostuvo que el “gran atraco” empezó a fraguarse desde abril del 2010 cuando Latifa asumió como interina la alcaldía. “Se encontraron de pronto sentados sobre una infinita mina de oro. Todos con antecedentes de corrupción desde la administración del defenestrado Juan Ignacio García Zalvidea (2002-2005) y amplios conocedores de las entrañas financieras del Ayuntamiento, no perdieron tiempo en darle vuelo a sus apetitos personales”.
Y el 13 de septiembre del año pasado, el diario Respuesta dio a conocer una lista de regidores que, en beneficio de transportistas y en perjuicio de la ciudadanía, “recibieron de la dupla Noya-Carrillo la cantidad de 800 mil pesos como pago a la protección del pulpo camionero”. ¿Quiénes figuraban en esa relación?. Nada menos que los panistas Galaviz Ibarra y Patricia Sánchez, y --¡otra vez!-- Muza Simón, Viveros y Colín Antúnez, y algunos concejales más.
------------------o------------------
EL BURRO HABLA DE OREJAS.- El alcalde Julián Ricalde armó un escándalo con su declaración de que es exagerado el sueldo de los regidores, y mencionó a Víctor Viveros, quien supuestamente cobraba 250 mil pesos al mes. Hubo una dura respuesta del concejal: miente Ricalde, ¡que me lo compruebe!.
El alcalde dice que recortará salarios y personal. Pero es la misma promesa que hizo Greg, y que no cumplió. Además, Ricalde “olvida” que en enero de 2009, cuando era colaborador de Sánchez Martínez, se hizo pública la abultadísima nómina del ayuntamiento, y el hoy presidente municipal “honesto” cobraba ¡50 mil 615 pesos a la quincena como director de Obras Públicas!.
-------------------- ---------------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.
http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
http://carloscantonzetina.blogspot.com
Twitter: @cantonzetina

12 abr. 2011

ARMANDO ÁLVAREZ MORALES, NUEVO JEFE POLICIACO DE CANCÚN, ACUSADO EN VERACRUZ


CANCÚN, Q.R., Martes 12 de Abril 2011.

CONSTE!
ENGAÑO DE JULIÁN

+ Su Secretario de Seguridad Pública solapó corruptelas en Veracruz
+ Armando Álvarez Morales: un currículum “rasurado” por Ricalde
+ Fue contralor interno; no garantiza tranquilidad en Cancún

Por CARLOS CANTÓN ZETINA*
Comentarios: carlos_cantonz@hotmail.com


Julián Ricalde Magaña juega con la seguridad de la ciudadanía...
El nuevo alcalde de Benito Juárez (Cancún), el supuesto perredista tan proclive a hincarse ante el poder priista, empezó su gestión engañando a la sociedad respecto a los antecedentes de quien ya es nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública municipal (SSP), el veracruzano Armando Álvarez Morales.
Y es muy negro el inmediato pasado de quien tiene la responsabilidad de afrontar el más grave problema que flagela a este destino turístico, el de mayor importancia en el país: la creciente ola delictiva. Pero también tiene la obligación de depurar la corporación policiaca, que --está comprobado-- desde hace años permanece infiltrada sobre todo por jefes del narcotráfico.
Tan larga es la cola del flamante jefe policiaco de Cancún, que en el Congreso del estado de Veracruz exigen hoy sancionarlo e inhabilitarlo políticamente; es decir, que no ocupe cargo alguno durante muchos años.
Se le acusa de haber solapado y ser cómplice del cúmulo de actos deshonestos cometidos por el gobierno del priista Fidel Herrera Beltrán. Vio que los funcionarios robaban… ¡y se hizo de la vista gorda!.
De esa calaña es el funcionario que, al asumir el cargo el pasado domingo 10, prometió “salvaguardar” la integridad de las miles de familias cancunenses y de los millones de turistas --nacionales y extranjeros-- que llegan cada año a este paraíso vacacional. ¿Para eso fue nombrado por Ricalde, para encubrir aquí futuras corruptelas?.
Mañosamente, don Julián omitió datos relevantes que tienen que ver con presuntos actos de corrupción de su colaborador “estrella”. Personalmente dio a conocer un extenso currículum del titular de la SSP, con el propósito evidente de “apantallar” a la gente y darle un falso mensaje de que sí supo escoger al personaje idóneo. Se pavoneó el alcalde al afirmar que es un civil y no un militar. El Ejército no debe ocupar esas posiciones, expresó… y nada bien le debió caer esta frase al general Carlos Bibiano Villa Castillo, secretario de Seguridad estatal en funciones. Además, ¿quién garantiza que sólo por ser ajeno al medio castrense es honesto y eficiente?.
¡Pero el mentiroso Ricalde Magaña quiere dar gato por liebre!...
Con pleno conocimiento de causa y en una actitud irresponsable, el alcalde “rasuró” la relación de puestos públicos que su jefe policiaco ha ocupado.
Álvarez es, en realidad, una auténtica “fichita” que prácticamente tuvo que salir huyendo de Veracruz y refugiarse en Cancún, a fines de noviembre, cuando concluyó el nefasto gobierno de Herrera Beltrán, considerado uno de los más corruptos de la historia de esa entidad. Y la dejó quebrada financieramente, con una deuda pública de 33 mil 575 millones de pesos que tiene que “apechugar” su sucesor y compañero de partido Javier Duarte Ochoa, mandatario constitucional a partir del 1 de diciembre de 2010.
En el currículum maquillado no se incluye el hecho de que el último cargo que desempeñó Álvarez en tierras jarochas fue el de contralor interno --uno de varios-- bajo las órdenes de la priista Clara Luz Prieto Villegas, titular de la Secretaría General de la Contraloría estatal (SGE), en el gabinete fidelista.
En la Gaceta Oficial, órgano oficial del Gobierno de Veracruz, se publicó el 27 de octubre de 2006 un acuerdo firmado por Herrera Beltrán en el que designa a Armando Álvarez Morales y a Agustín Espíndola González como “titulares de los órganos internos de control en las dependencias o entidades de la administración pública”, como parte del organigrama de la SGE. Y en esas posiciones se mantuvieron hasta fines de 2010.
(Ciertamente, como establece el currículum amañado, el colaborador de “lujo” de Ricalde Magaña fue director de la Academia de Policía con sede en Xalapa. Lo que no se dice es que su paso fue efímero: casi a principios de su gestión, el 3 de octubre de 2006, Herrera Beltrán lo quitó para colocar a un personaje mucho más experimentado en esa materia: Vicente López Estrada, ex funcionario de la Procuraduría y dos veces director de la Policía Judicial del estado).
En estos momentos, la oposición --principalmente el PAN-- clama porque se sancione a Clara Luz Prieto Villegas y a quienes eran sus subordinados como contralores internos, entre ellos Armando Álvarez Morales. Los panistas están dando la lucha sobre todo en la Cámara de Diputados de Veracruz, y argumentan que “cada día salen más irregularidades del gobierno anterior, que fueron solapadas por la Contraloría”.
Y es que el propio mandatario Duarte Ochoa denunció hace unas semanas que unas 159 constructoras incumplieron con el gobierno e incurrieron en “irregularidades”.
Apenas el pasado 23 de marzo, el diputado local del PAN Oscar Agustín Lara Hernández acusó que tanto la ex secretaria de la Contraloría como Mauricio Audirac Murillo, ex titular del Órgano de la Fiscalización Superior (ORFIS) y quienes fungieron como contralores internos “fueron omisos en el manejo irregular de los recursos públicos, lo cual los hace merecedores a una sanción”. Todos ellos, agregó, “deben ser inhabilitados para ocupar cargos públicos, por omitir y no sancionar todas las irregularidades cometidas por ex funcionarios estatales y municipales”.
El legislador panista fue categórico: “han salido serias anomalías y siguen saliendo, que demuestran que los órganos de fiscalización del estado y las contralorías internas no operaron o no funcionaron como lo establece la ley”.
Antes, el 16 de marzo, el también diputado local Américo Zúñiga, de la Comisión de Vigilancia, denunció que la SGE y el ORFIS tenían que haber supervisado inicio y avance de obras, pero no lo hicieron ni reportaron la falta de conclusión de las mismas. “Quien no cumple con su función, debe ser castigado”, sentenció.
(¿Ricalde Magaña acusará de nuevo a este periodista, como lo hizo el 12 de marzo, de escribir “pura especulación” y de “desprestigiar por desprestigiar”?).
El currículum rasurado de Álvarez Morales tampoco dice que éste fue Subdirector de Administración de “Maquinaria de Veracruz O.P.D.”, un organismo público descentralizado al que se le atribuyen anomalías en la licitación de la compra de equipos y uniformes.
El caso es que larguísimos nueve meses no le fueron suficientes al alcalde “perredista” para elegir a un mejor jefe de la Policía. A pesar de que hay una mala experiencia reciente: la del general Urbano Pérez Bañuelos, designado por Greg en Seguridad Pública, y que resultó un sonoro fracaso.
Lo malo es que la pesadilla de la inseguridad pública parece que continuará para los cancunenses.
Por lo pronto, secretario solapador de corruptelas hizo su presentación ataviado con un impecable uniforme al estilo de cualquier general de cinco estrellas. Nos recordó cómo Arturo Durazo Moreno, el siniestro “Negro”, el amigo de José López Portillo, siempre vistió con uniforme a la usanza militar ¡y luego fue designado general!. Todo mundo conoce su triste final, en prisión…
----------------o-----------------
GALAVIZ Y CONDE.- El gabinetazo de Julián Ricalde Magaña no fue aprobado por unanimidad en la primera sesión del Cabildo de Benito Juárez, el domingo pasado. Algunos regidores impugnaron el nombramiento de Eduardo Galaviz Ibarra como Secretario General del ayuntamiento, y la ratificación de Oscar Conde Canto --primo hermano del ex gobernador Félix González Canto— como Director de Egresos. Ellos y otros funcionarios tienen también larga cola, que ya comentaremos posteriormente.
------------------ ------------------------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.
http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
http://carloscantonzetina.blogspot.com
Twitter: @cantonzetina
------------- ------------------------------------------------

11 abr. 2011

EL REPUDIADO MELCHOR RODRÍGUEZ IMPUSO A SU HIJO MAURICIO, GOLPEADOR DE MUJERES, EN EL GABINETE DE BORGE


CANCÚN, Q.R., Domingo 10 de Abril 2011.

CONSTE!
MARRUFO EL GOLPEADOR

+ Total inexperiencia del titular de la nueva Secretaría de Desarrollo Urbano
+ Mauricio Rodríguez Marrufo, hijo de Bello Melchor, apaleó a su novia en 2005
+ Obsoletos y divisionistas, Jorge Acevedo y Rangel Rosado; ¿cuánto durarán?

Por CARLOS CANTÓN ZETINA*
(Cualquier comentario, dirigirlo a: carlos_cantonz@hotmail.com)

El sitio web de la nueva Secretaría de Desarrollo Urbano del estado de Quintana Roo está en blanco. Nada aparece allí. Como nada hay en el currículum de su titular, el “Chavo Suertudo” Mauricio Rodríguez Marrufo.
Lo que sí quedó registrado en medios informativos es que, en agosto de 2005, propinó una brutal golpiza y amenazó con matar a su entonces novia.
Otra referencia: su padre es el ex procurador de Justicia, Bello Melchor Rodríguez y Carrillo, quien a pesar de su muy cuestionado paso por esa dependencia --en el sexenio pasado-- lo habría incrustado ahora en el gabinete del gobernador priista Roberto Borge Angulo, y mucho daño podría hacerle. Nadie desea eso. Nadie quiere que al mandatario le vaya mal…
Pero ni siquiera se tiene la certeza de que el “Chavo” sea licenciado, como se establece en el portal cibernético del gobierno estatal. Se presta a sospechas el hermetismo --total opacidad-- que se mantiene en torno al privilegiado júnior y a la relevante secretaría que, se supone, ya encabeza. Es oficial su nombramiento pero la oficina estatal de prensa parece escamotearle a los quintanarroenses una completa información. Ni siquiera ha proporcionado una fotografía del jovenazo.
¿Acaso no es obligación del flamante titular de la Unidad del Vocero del Gobierno del Estado, Rangel Rosado Ruiz, dar elementales pormenores personales del “chavo suertudo”, como sí los ha proporcionado con generosa amplitud respecto a los demás funcionarios de igual jerarquía en el debutante equipo de gobierno?.
¿Acaso la “Vocería” calla deliberadamente por la sencilla razón de que no existe currículum que mostrar, excepto la “hazaña” de violencia que el júnior consumó en perjuicio de una indefensa mujer?.
Con el apellido Marrufo, son muchos los personajes que estaban y siguen en el gobierno. Quizá por el lazo familiar que los une con Narcedalia Martín “Polly”, esposa de quien concluyó su mandato constitucional. El más influyente de ellos es el actual diputado local y ex secretario de Hacienda, Fredy Marrufo Martín. Se colaron en el equipo de Félix porque algunos fueron sus amigos de infancia y juventud, como es el caso específico del hoy influyente legislador: es presidente de la Mesa Directiva del Congreso y, como tal, encabezó el acto protocolario de cambio de estafeta gubernamental. Y de su hermano Fernando Marrufo Martín. (Así lo reconoció González Canto en su sexto y último informe).
Hemos dicho en este espacio periodístico que el gabinete borgista es de “transición”: muy pronto habrá relevos. El mismo gobernador se comprometió a eliminar a los que no cumplan bien su encomienda. ¡Y eso es un consuelo para los quintanarroenses!.
Critican los ciudadanos el hecho de que más de la mitad del equipo de Borge sea herencia de su antecesor, o parientes de “Polly”. Muchos “todólogos”, que han ocupado las más disímbolas posiciones. Hay algo peor: no todos reúnen el perfil ideal de servidor público en Quintana Roo, y hay quienes de plano no tienen la mínima experiencia en ninguna de las áreas del gobierno.
Tal es el caso de Mauricio Rodríguez Marrufo –treintaiñero como Borge--, cuyo único “mérito” aparente es ser hijo del más desprestigiado procurador de Justicia que tuvo González Canto y que, no obstante sus resonados fracasos, se mantuvo durante cinco largos años, del 2005 cuando empezó la administración hasta el 7 de abril de 2010. De la procuraduría saltó a ser titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sede). ¡Nada que ver una dependencia con la otra!...
Es posible que, por cuestión de edades, el “Chavo Suertudo” haya sido compañero de estudios del actual gobernador, quien cursó primaria y secundaria en el Colegio Cumbres de Cozumel. (Su carrera profesional la hizo en la Itesm de Monterrey).
Una acuciosa investigación de este periodista acerca de la historia de Mauricio arrojó pocas luces. La explicación es que jamás ha sido funcionario --en ningún nivel de gobierno-- ni ostentado algún cargo de elección popular. Se afirma que es empresario, y estaba a cargo de algunos negocios de su progenitor o quizá propios.
Dos datos relevantes afloraron:
1.- Su hermana Marilyn Rodríguez Marrufo, hija también de Bello Melchor (sólo tuvo dos hijos, con la señora María Fidelia Marrufo Alcérreca, lamentablemente fallecida en octubre de 2009), será pieza importante en el equipo del nuevo alcalde priista de Cozumel, Aurelio Joaquín González. Antes, Marilyn estuvo al frente de la notaría pública número 4, cuyo titular --en la isla-- es su padre; además, es diputada suplente de… Fredy Marrufo.
2.- El 27 de agosto de 2005, cuando tenía 26 años de edad, el hoy integrante del gabinete de Borge fue demandado ante el Ministerio Público de Cozumel por su novia Paola Muñoz de Cote, con la que presuntamente iba a casarse y a quien propinó una severa golpiza, incluso a patadas, en un ataque de celos. El hecho ocurrió en el departamento del Chavo, ubicado en las Villas Tortuga de la colonia San Miguel, en la isla. Ambos habían ingerido bebidas alcohólicas en una discoteca de Plaza Punta Langosta. Se instauró la averiguación previa número 1097/2005. Allí consta la declaración de la joven: la amenazó y a los padres de ella con que los “mataría y que nadie podría hacerle nada porque era hijo del Procurador”. La quejosa agregó que Mauricio “cada vez que se embriagaba actuaba de manera violenta y agresiva”. Recordó que anteriormente, cuando se encontraba con unas amigas en un bar de Playa del Carmen, el “Chavo” llegó acompañado de un agente de la Policía Judicial y --también por celos-- amedrentó con “desaparecerlas” (asesinarlas) a todas.
¿Cuál fue la reacción de “papá Melchor”?. Justificar implícitamente el artero ataque de su hijo: “es un asunto privado y familiar, no tiene por qué ventilarse públicamente”. Y premiarlo con un viaje de descanso al extranjero. Inaceptable en un procurador de Justicia. O sea, la impunidad.
(Imposible olvidar que otro júnior, Jorge Miguel Martín Álvarez, nuevo regidor en Solidaridad, también evadió la acción de la justicia. En septiembre de 2010 secuestró al empleado de una llantera, para no pagarle. “Me resulta más barato darte un balazo y desaparecerte”, le dijo).
Hijos de tigre, pintitos…
Es conocido el carácter arrogante de Bello Melchor Rodríguez, quien el 1 de junio de 2005, poco antes de que su cachorro violentara la ley y vulnerara derechos humanos, declaró como procurador que la violencia intrafamiliar ¡no debía tipificarse como delito en Quintana Roo!. Su cínico argumento: “Porque no alcanzarían las cárceles para los agresores”.
Es sabida la amistad que estableció con el pederasta Jean Succar Kuri, y el presunto contubernio entre ambos y el ex “Góber Precioso” de Puebla, Mario Marín Torres, para arrestar ilegalmente en Cancún a la periodista Lydia Cacho.
Y apenas hace unos días, el diario Novedades de Quintana Roo exhibió pruebas de cómo el procurador Bello encubrió a su hermano Jorge Alberto Rodríguez Carrillo, titular de la Notaría Pública 6 de Cancún, y quien sirvió como fedatario para que precisamente Succar Kuri se apropiara de la Inmobiliaria Arena Blanca, S.A. de C.V. (averiguación previa ZN/CAN/010/01891).
En fin, no se concibe que el “Chavo Suertudo” sea ahora titular de una de las tres secretarías cuya creación aprobó el Congreso estatal apenas el pasado 2 de marzo, de tal modo que la Seduma se subdividió y a la Seplader se le restaron facultades. No se concibe porque es un neófito en el manejo de la administración pública. Aunque esto parece ser hereditario: su padre fue habilitado procurador en 2005 cuando antes se había dedicado exclusivamente a manejar sus empresas privadas.
La Secretaría de Desarrollo Urbano que desde el 5 de abril encabeza Mauricio Rodríguez Marrufo fue propuesta por el entonces diputado Luis González Flores --el tío consentido de Félix-- para ser “una dependencia que circunscriba sus acciones al seguimiento de políticas y programas en materia de ordenamiento territorial, impulsando asimismo la modernización de las disposiciones en materia de propiedad raíz y estableciendo adecuadamente los programas relacionados con las reservas territoriales del Estado”.
¡Chanfles!... Una alta responsabilidad para el júnior golpeador.
---------------o----------------
OBSOLETOS VOCEROS.- La chocante y anacrónica denominación de “Unidad del Vocero” debió modificarse con el cambio de sexenio, por una Dirección o Coordinación de Información. Se entiende que las personas encargadas del manejo de prensa de Borge, y quienes --para no variar-- son las mismas que lo hicieron y descoordinadamente con Félix González Canto, no permanecerán mucho tiempo en sus puestos. Aún así, debería alguien aconsejarles la necesidad de modernizarse. Hablamos de Rangel Rosado Ruiz y del nuevo titular del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS), Jorge Acevedo Marín, el anterior “vocero”. Cada uno arropó a su propio grupo de periodistas consentidos, al más puro estilo pueblerino. Hubo comunicadores de primera y de segunda. En detrimento de la imagen gubernamental, la ríspida relación entre ambos funcionarios fue permanente, y no se vislumbra una mejoría. Los dos no caben en el nuevo equipo. ¿Cuánto tiempo durarán?. ¿Quién saldrá primero?. Se aceptan apuestas…
---------------- -------------------------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.
http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
http://carloscantonzetina.blogspot.com
Twitter: @cantonzetina