Traductor

8 dic. 2011

TRAFICANTE DE LEYES, RODOLFO CAMPOS MONTEJO ¡AHORA QUIERE LA UNIVERSIDAD DE TABASCO!


Villahermosa, Tab., Viernes 9 Diciembre 2011

TESTIGO!

CAMPOS MONTEJO, EL TRAFICANTE

+ Gran comerciante de la justicia en Tabasco, ahora quiere ser rector de la UJAT
+ Lacayo del PRI de Andrés Granier y Humberto Mayans, rompió el estado de Derecho
+ Como consejero electoral avaló el gigantesco fraude electoral contra López Obrador

“Saber lo que es justo y no hacerlo, es la peor de las cobardías”: Confucio

Por CARLOS CANTÓN ZETINA*
carlos_cantonz@hotmail.com

La dupla Andrés Granier-Humberto Domingo Mayans no se cansa de hacerle daño a Tabasco y a las muy agraviadas familias tabasqueñas. Ha llevado la corrupción y la ineficiencia a extremos de escándalo, y los beneficiarios han sido una selecta camada de familiares, amigos y socios.
¡Ese es el “nuevo” PRI que pretende seguir mangoneando y destruyendo al estado!.
Ahora, el nefasto “Chelo Despensa” y su compadre del alma, el bandido “Minguito”, quieren imponer a Rodolfo Campos Montejo como Rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), que en los últimos 8 años ha sido botín y trampolín político de Candita Gil Jiménez. Quieren seguir sangrando a la máxima casa de estudios.
Campos Montejo es uno de los principales culpables de que en Tabasco haya desaparecido el imperio del Derecho y de que, así, la justicia se venda al mejor postor y se tuerza cotidianamente en perjuicio de los tabasqueños.
Sólo quien tiene dinero para pagarle al corrupto presidente del Tribunal Superior de “Justcia” (TSJ) y a sus compinches --jueces, actuarios, secretarios, abogadillos-- sale ganando en los juicios penales y civiles.
Siempre arrodillado ante el gobernador priista Granier y ganagracia de todos los funcionarios, como Mayans que es su padrino político y cómplice, Campos Montejo ha convertido al TSJ en una auténtica cueva de Alí Babá, donde la gente desvalida sufre cuando, con harta frecuencia, son pisoteados sus derechos.
Hoy, con absoluta impudicia, y luego de cinco años de traficar con la justicia, busca seguir pegado a la ubre gubernamental que le ha permitido amasar una ofensiva fortuna personal. Quiere ser rector, no sólo para enriquecerse más sino también para utilizar a esa institución académica como instrumento político a favor de los repudiados Granier y Mayans. Y en el colmo del cinismo dice que “se siente legitimado” para dirigir la universidad.
Si la gestión de la priista Candita en la máxima casa de estudios ha sido un compendio de saqueo, arbitrariedades, prepotencia, favoritismos y hasta delitos sexuales, ¡imagínese usted lo que haría el “comerciante de la ley”, como el pueblo califica a Campos!.
Todo mundo sabe que el titular del TSJ tiene un despacho de abogados, con su hijo Rodolfo (“Rody”) y un sobrino al frente, que descarada e impunemente determina --claro, a cambio de carretadas de billetes-- hacia qué lado debe inclinarse la balanza supuestamente justiciera. Si alguien quiere ganar un pleito en los juzgados tiene que mocharse. Así de sencillo. Así de condenable.
Muchos jueces, actuarios y demás personal del Poder Judicial que no se prestaron a seguir las consignas provenientes del despacho de Campos Montejo han sido cesados, acosados y hasta encarcelados, desde 2006 en que Granier y Mayans lo convirtieron en presidente del tribunal.
Pero la oscura historia de este personaje que ya se siente Rector proviene del PRI de Roberto Madrazo. Cuando éste fue líder estatal del partido lo designó --con la anuencia del sumiso Manuel Gurría, entonces gobernador interino-- magistrado consejero del Consejo Estatal Electoral (CEE) de Tabasco.
En diciembre de 1993, preparándole el camino hacia la Quinta Grijalva a su primo Madrazo, Gurría integró un CEE “a modo”, con el empresario Gonzalo Quintana Giordano como presidente. La oposición protestó pero la mayoría priista en el Congreso del estado dio el visto bueno. Inmediatamente después, Quintana designó, por instrucciones de los poderosos gobernantes, a Bonifacio López Cruz como titular del Instituto Electoral de Tabasco (IET).
Así quedó todo amarrado para que las dos instancias electorales avalaran el gran fraude electoral del 20 de noviembre de 1994, cuando Madrazo se agandalló la gubernatura del estado. Se la robó al candidato del PRD, que fue ni más ni menos que Andrés Manuel López Obrador, hoy aspirante a la Presidencia de la República. Fue el famoso “Tabascogate”.
Campos Montejo desempeñó un lamentable rol de lacayo y cómplice del megafraude que Gurría y Madrazo --¡otra dupla sin vergüenza!-- consumaron mediante un gasto de 270 millones de dólares, como en su tiempo lo documentó AMLO.
Como premio a su fechoría, Campos Montejo fue designado presidente del TSJ, cargo que ocupó hasta enero de 1996 en que fue relevado por Javier López y Conde. En esa primera vez al frente del tribunal, don Rodolfo fue acusado --desde entonces-- de ser un vulgar traficante de la justicia. Su salida fue deshonrosa, luego de que intentó manipular el expediente en contra del empresario Pedro Jiménez (“Su Perico”) porque tenía intereses aviesos en perjudicarlo, e incluso lo encarceló. El tiempo puso a cada quien en su lugar. A Campos Montejo, en el bote de la basura…
Con todo y esos pésimos antecedentes, en 2006 volvió a ser colocado al frente del TSJ.
El pasado 5 de diciembre, al rendir su “informe” tras cinco años de desgraciar a los tabasqueños, anunció su intención de ser Rector. Con todo el apoyo de Mayans, titiritero de Granier, todo indica que así será.
Hace tres años, el 2 de diciembre de 2008, cuando presentó su segundo “informe”, Campos Montejo y Mayans --entonces secretario de Gobierno-- reprimieron ferozmente, con ayuda de sus muchos “guaruras” bien armados, al sindicalismo independiente. Un periódico local publicó esto:
“Ante la numerosidad y avasallamiento de los ujieres del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), a los que se sumaron los guaruras del Congreso del Estado, un grito de impotencia sacudió la accidentada llegada de funcionarios y diputados: “¡Rodolfo! ¡Eres una vergüenza!”. Se trataba de Jesús Antonio Quen Pérez, de profesión historiador, quien solidario con su hermana Juliana Quen, desde las 10:40 horas sujetaba el extremo izquierdo de una lona blanca de vinil en la que se leía con letras rojas: “Señor gobernador y diputados. Rodolfo Campos Montejo informa lo siguiente: abuso de poder 100%, tráfico de influencia 100%, prepotencia y arbitrariedades 100%, instrucciones a jueces y magistrados 100%, avances de los asuntos tramitados en mi despacho 100%”.
“(Al final) Mayans Canabal se despidió de Campos Montejo, cada cual con su comitiva... de miedo: Guaruras, disfrazados de funcionarios, armados hasta los dientes, guareciéndolos de quien intentase abordarlos”.
Hay que recordar que el “delito” de Jesús Antonio Quen es haber pretendido crear un sindicato independiente en el Poder Judicial.
Ver la nota en este link:
http://www.tabascohoy.com.mx/noticia.php?id_nota=166842
Las ilegalidades de Campos Montejo y su “buffet de abogados” ha propiciado que incluso a violadores de niños en Tabasco, como Alfredo Espino Méndez, se les deje en libertad. Ello, gracias a la intervención de Oscar Pedro Castillo Domínguez, integrante del referido despacho:
http://www.la-verdad.com.mx/juez-penal-contubernio-con-tsj-deja-libertad-violador-24399.html
Y respecto a los jueces “incómodos” que ha corrido Campos Montejo por negarse a torcer la justicia, está el caso de Juliana Quen Pérez (la misma cuyo hermano fue garroteado), quien era titular del juzgado civil en el municipio de Jonuta:
http://www.tabascohoy.com.mx/noticia.php?id_nota=166456
-------------------------------- --------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.
http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://cantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
http://carloscantonzetina.blogspot.com
Twitter: @cantonzetina