Traductor

17 feb. 2015

EL PVEM, UN PARTIDO CANALLA SOLAPADO POR PEÑA NIETO... Y EN QUINTANA ROO, CAE LA MENTIRA OFICIAL SOBRE PEDRO CANCHÉ

EL  "NIÑO VERDE". COMPLICIDADES CON PEÑA NIETO
                                                       Cancún, Q.R., Martes 17 de Febrero 2015
CONSTE!

“NIÑO VERDE” Y SU PARTIDO CANALLA

+ Propaganda millonaria e ilegal, solapada por Peña Nieto; cancelen registro al PVEM

+ Las nuevas mentiras de José Murat, y en Quintana Roo…  ¡Canché SÍ  es periodista!

                               CARLOS CANTÓN ZETINA*
                                      carlos_cantonz@hotmail.com

El filósofo y activista estadunidense Avram Noam Chomsky se ha referido a los “Estados canalla”, aquellos lo suficientemente poderosos  (EU dixit)   como para actuar con total impunidad. Afirma que se trata de  “Estados delincuentes” que con sus  acciones contribuyen a su propia decadencia a través de heridas autoinflingidas.

 No está lejos de esa apreciación Enrique Peña Nieto, el adquirente  junto con su esposa y su secretario Luis Videgaray, de costosas propiedades cuyo origen oscuro nadie investiga a cabalidad. La impunidad es predecible y  casi inexorable. Pero el deterioro del gobierno es ostensible, cada vez se hunde más.  Un gobierno que se ha manejado sin contrapeso alguno pero que hoy está en franco declive, repudiado por vastos sectores de la sociedad.

Actitud canallesca es también la del priista  José Murat Casab, el omnímodo saqueador de Oaxaca a  quien  tampoco  alcanzará el corto brazo de la justicia pese a su  comprobada pertenencia de lujosas casas en Estados Unidos.  Sus vínculos amistosos y   complicidades  con EPN le proporcionan un recio escudo. No obstante, ya quedó sumido en el sótano de la inmundicia.

Tras ser exhibido como El Rey de Manhattan,  el ex gobernador  salió con el tradicional cuento chino de los priistas: autoproclamarse  inocente y víctima de sus enemigos políticos. Se dice  “ofendido” y  arguye  que las propiedades no son suyas ni de su hijo el director del Infonavit sino de “unos parientes”. Nadie le cree, por supuesto.

MURAT. NUEVAS MENTIRAS
Si los Congresos federal y estatal no estuviesen dominados por el PRI (léase Peña Nieto), podrían ser las instancias idóneas para abrir una exhaustiva investigación de la cadena de deshonestidades. En Oaxaca, el  diputado presidente de la Comisión de Programación y Presupuesto, Sergio López Sánchez, demanda que se nombre una comisión plural que investigue los presuntos desvíos de recursos del erario en el sexenio de Murat.  Es tarea inútil: en  el Congreso local  manda el Gobernador Gabino Cué.

En la apreciación de Chomsky también encuadra el todopoderoso Jorge Emilio González Martínez, El Niño Verde, y su Partido Canalla,  que con la falsa bandera de defensor  del medio ambiente corrompe normas y leyes.

Si hay autoridad  y justicia electorales en México, el registro  del Partido Verde Ecologista de México (PVEM)  debería ser cancelado por violaciones graves y sistemáticas a la Constitución y, en particular, a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE).

En los meses anteriores ha sido impúdica y grosera la promoción de los candidatos de ese partido familiar que ni es verde ni es ecologista. Cientos de millones de pesos gastados en radio y televisión, en espectaculares y en spots (“Cineminutos”)  en las cadenas Cinépolis y Cinemex.  También propaganda en transporte público, además de entregar artículos promocionales en tortillerías, y ahora  lentes y vales de medicina.

Frente a ese agandalle, es condenable la alcahuetería  del Instituto Nacional Electoral (INE) y de la  Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), a pesar de las sólidas y  reiteradas denuncias formuladas contra el  Verde  por el PRD, PAN   y Morena  pero también por  otras organizaciones políticas y sociales.

Detrás del manto protector que cubre al Niño Verde y su partido  está Peña Nieto, más preocupado por salvaguardar a su aliado político-electoral PVEM que por hacer respetar el Estado de Derecho como  es su obligación constitucional.

Todo se le perdona a González Martínez y a la franquicia política que le heredó su padre. Si ya se le exoneró de la muerte de la modelo  búlgara Galina Chankova Chanev, hecho ocurrido  en uno de sus  lujosos departamentos en Cancún el 2 de abril de 2011,  ¿cómo no se le van a condonar sus delitos electorales?...

En 2012, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le perdonó  al PVEM una multa por más de 198 millones de pesos que le impuso el  IFE (hoy INE) por violación sistemática de las normas aplicables respecto al acceso a radio y TV.

No hay diferencias en este proceso electoral 2015. Continúan la  flagrancia e impunidad,  el Partido Canalla vulnera  de nueva cuenta la equidad en la contienda.

Las sanciones han sido ridículas: sólo “amonestaciones públicas”. La más reciente fue  el 6 de febrero cuando   la Sala Regional  Especializada del TEPJF  confirmó que el PVEM es su consentido, pues  determinó aplicarle otra vez la sanción mínima prevista por la ley.

Antes, el 30 de diciembre de 2014, la misma Sala del Tribunal  sólo “regañó” al Verde tras  la queja presentada por cuatro partidos políticos en la que acusaron una campaña electoral anticipada, disfrazada de informes de actividades de legisladores. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) calificó de “desvergüenza”  esa amonestación. Una de las infractoras es   Gabriela Medrano Galindo, diputada federal del PVEM  por Quintana Roo y muy cercana al Gobernador priista Roberto Borge Angulo.

El 31 de diciembre, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE  ordenó  por unanimidad  la suspensión inmediata de “Cineminutos”  en salas de cine y el retiro de propaganda fija que contiene mensajes referentes a informes de legisladores.  Al Partido Canalla le valió un pito, no hizo caso.

La nueva fechoría electoral del Verde es coludirse con el gobierno de Peña Nieto para  repartir vales de medicinas a gente necesitada. Pero, hampón al fin,  pide a cambio las credenciales de elector, que en junio  manipulará a su favor.

El 9 de febrero el Gobierno Federal  anunció  el Programa de Vales de Medicamentos para Derechohabientes del IMSS e ISSSTE. Cuarenta y ocho horas después, el PVEM  asumió como suya la acción gubernamental y  colocó espectaculares donde dice que “el 15 de marzo se hará real su promesa”.

"Es otra violación más a la ley. En este caso puede constituir  un delito electoral. Presentaremos  denuncia  en el INE y una denuncia en la Fepade penal por uso de recursos públicos", dijo Horacio Duarte, representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral. Añadió: "Ya es el colmo porque  las instancias gubernamentales, ISSSTE e IMSS,  se prestan al juego. Hay una colusión de funcionarios".

Duarte reiteró que el PVEM es  impulsado desde la Presidencia de la República y que esta estrategia inició cuando Peña Nieto fue    Gobernador  del estado de México.

El 21 de enero, el PRD interpuso  queja contra el PVEM en el INE por “haber recibido aportaciones ilícitas de Televisa y TV Azteca“.  Calculó los recursos que las televisoras debieron cobrar al Verde en 2 mil 284 millones de pesos, con base en las tarifas dadas por ambas empresas y el número de impactos transmitidos. 

Este miércoles 18 de febrero concluye el periodo de precampañas.  Del 18 de febrero al 4 de abril de 2015, el proceso electoral entrará en un periodo de silencio (intercampañas).  No es previsible que esa veda sea respetada por el Niño Verde.

En Quintana Roo, el PVEM inició además una promoción de vales por lentes con la empresa Devlyn. Otro gasto millonario que  contrasta con el reciente anuncio de la Secretaría de Hacienda federal de que,  en esta  entidad,  la deuda publica llegó a los 21 mil 174 millones de pesos, prácticamente el doble de la deuda recibida por el Gobernador Borge al iniciar su administración en 2011.

González Martínez, a través de su Fundación “Familia Verde”,  intensificó a partir de septiembre pasado el reparto de despensas en colonias pobres de Cancún, en un anticipado proselitismo electoral.  Lo hace desde hace tres años, con un gasto mensual de entre 3 y 5 millones de pesos.

El 14 de enero, el Niño Verde  dejó botado su cargo de senador por Quintana Roo para dedicarse a “reforzar” las candidaturas del PVEM en el estado y el resto del país.  Particularmente impulsa a su amigo de parrandas Remberto Estrada Barba, aspirante a diputado federal por el distrito 03 quintanarroense.

                     Pedro Canché, preso político, sí es periodista

 El periodista y activista maya Pedro Canché cumple ya más de cinco meses y medio en la cárcel  del municipio de Felipe Carrillo Puerto, sólo por haber criticado al Gobernador Borge. Su arresto ocurrió el 30 de agosto de 2014.

INVITACIÓN A CANCHÉ
Durante ese tiempo, el gobierno de Quintana Roo insiste en desprestigiarlo y considerarlo “un alborotador” que habría cometido el delito de “sabotaje”. La campaña sucia incluye negar que sea periodista.

El 14 de febrero quedó demostrada la condición de periodista de Canché, al trascender  un documento firmado el 1  junio de 1992 por el  Gobernador Miguel Borge Martín, tío del actual mandatario, quien invita al comunicador al convivio de la libertad de expresión.

En aquella época, Canché era editor del periódico Novedades en Felipe Carrillo Puerto, y el documento de invitación es firmado por el entonces director de Comunicación Social, Salvador Montenegro Carrera.

Quizá una de las razones de que Canché siga preso es que entre  sus defensores figuran  Andrés Manuel López Obrador y Morena. Ya se sabe que AMLO venció en la elección presidencial de 2012 a Peña Nieto.

La carta fechada en Chetumal en 1992  fue subida por el propio periodista maya a su página web:




----------------------------------------------------       ------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas que fueron de circulación nacional Quehacer Político y  Polémica.
@cantonzetina

No hay comentarios: