Traductor

20 may. 2015

AUDITORÍA SUPERIOR EXHIBE EL DESASTRE DE BORGE EN MATERIA DE SALUD... Y CANCHÉ SUFRE

HOSPITAL DE PLAYA DEL CARMEN. VENTILADORES EN ÁREA DE BEBÉS
                                                        Cancún, Q.R., Miércoles 20 de Mayo 2015
CONSTE!

SALUD, UN DESASTRE EN Q.ROO

+ Reprueba la ASF a  Borge: hospitales  con carencias, ineficiencia, medicina caduca

+ La guerra sucia del gobierno contra Pedro Canché; el “exquisito” Rangel, operador

                                      CARLOS CANTÓN ZETINA*
                                                 carlos_cantonz@hotmail.com

El colosal endeudamiento de Quintana Roo (casi 22 mil millones de pesos) ha servido para cualquier cosa, menos para mejorar la  deplorable  condición en que se encuentran los hospitales públicos en el estado.

La salud se encuentra en una zona de desastre, y en ese rubro  tan sensible para los ciudadanos se percibe con mayor rigor el desorden financiero del gobernador priista Roberto Borge Angulo.

Equipo obsoleto y escaso, medicinas insuficientes o caducas, médicos sin cédula profesional, “aviadores”, opacidad en el manejo de recursos financieros  y nulos mecanismos de control, son sólo algunas de las irregularidades.

Todo eso, y más, lo exhibe con particular  crudeza  la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su informe sobre la aplicación del  Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) en Quintana Roo durante 2013. 

Por ese concepto, casi 1.166 millones de pesos fueron entregados por la Federación al gobierno de Quintana Roo.  Dinero que es  manejado sin transparencia y con irregularidades.

El órgano fiscalizador reprueba al gobierno de  Quintana Roo en cuanto al manejo de los recursos federales y a las condiciones de los hospitales.

Se recrudece el problema en las zonas mayas del estado.  En 19 de los 21 Centros de Salud Rurales “existe desabasto de medicamento y se  detectaron  fármacos caducos por 63 millones de pesos”, informa  la ASF.

Siempre, los indígenas son los más afectados. Borge ha dado muestras fehacientes del menosprecio hacia ellos.

Hoy, los dos principales hospitales generales del estado (Cancún y Playa del Carmen) son “enfermos terminales”, ubicados  en “terapia intensiva”, donde sufren de todas las carencias e incluso de corrupción.

Para colmo de males,  el nosocomio de Playa del Carmen ¡no tiene aire acondicionado desde hace diez días!. Hay una  aberración de origen: fue construido sin ventanas, y así opera desde 2011.

HOSP DE PLAYA DEL CARMEN. SIN AIRE
En plena época calurosa,  algo insólito y degradante ocurre: los familiares de enfermos  llevan  sus propios ventiladores para mitigar las altas temperaturas. Se han suspendido cirugías y llevados los pacientes  a otras clínicas. 

Una falla eléctrica originó la suspensión del sistema de aire, y no es la primera vez que esto pasa.

En áreas de labor, terapia intensiva, maternidad y cuidado de bebés se trabaja con las puertas abiertas y con ventiladores manuales  por el intenso calor. Los directivos del hospital utilizan sábanas para tapar la vista.

Los favoritismos políticos aportan también al desbarajuste médico. El director de ese  hospital  es José Bolio Rosado (acusado de nepotismo y tráfico de influencias), hermano del diputado local del PAN, Sergio Bolio Rosado.

 El rosario de deficiencias y negligencia en la red hospitalaria no parece preocuparle mucho a Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, secretario de Salud  y director general de los Servicios Estatales de Salud (Sesa) en Quintana Roo.  Es un grisáceo funcionario que tolera y hasta  se beneficia del desgarriate.

Del Hospital General de Cancún (“Dr. Jesús Kumate  Rodríguez”) ya hemos señalado en este espacio periodístico de las graves carencias de medicinas, equipo e instrumental, personal especializado  y hasta camas. Muchos pacientes permanecen en bancas de madera o catres, a falta de camas decentes.

El nuevo nosocomio  (también lo dijimos aquí) tiene cinco años en  construcción y no hay para cuándo sea terminado.

Sobre el “Dr. Kumate”, la ASF asegura:

ORTEGÓN PACHECO. INEPTO...
“El Hospital General de Cancún carece de mecanismos de control y sistemas de información que aseguren un manejo adecuado y transparente de los medicamentos de lento movimiento e insumos médicos, para remitirlos en tiempo a otros centros de salud y hospitales para aprovecharlos y evitar que caduquen; los medicamentos no se encuentran clasificados por fuente de financiamiento”

Y a pesar de que es un mundo de dinero lo que aporta la Federación para el sector salud, uno de los dictámenes  de la ASF es demoledor:

“En conclusión, el Gobierno del Estado de Quintana Roo no realizó una gestión eficiente de los recursos del FASSA, conforme a la normativa que regula los procesos revisados”.

La Auditoría Superior señala con claridad las deficiencias y el daño que generaron a la Hacienda Pública Federal por 9.4 millones  de pesos.

He aquí algunas de las anomalías en las que, en 2013, incurrió Servicios Estatales de Salud (Sesa), además de la carencia de medicamentos y caducidad de los mismos:

1.- Pago de 16.8 millones de pesos a 52 trabajadores de la rama médica, que desempeñan funciones administrativas. Esto no está permitido.

2.-Pago a 27 médicos sin cédula profesional, casi 9 millones de pesos.

3.-Pago a un cirujano dentista que no existe.

4.-  Con la revisión de 214 expedientes de personal se constató que 74 personas carecen de la constancia de no inhabilitación.

Ver los resultados de las auditorías a la Secretaría de Salud de Quintana Roo:



                      El caso Canché y las fobias del gobernador

Contra el periodista maya Pedro Canché Herrera siguen las chicanadas y artilugios legaloides para impedir o al menos retrasar su liberación. Ya se sabe: está preso en Quintana Roo desde el 30 de agosto pasado, por el “delito” de criticar y retar al gobernador del PRI.

Este martes 19, un juez pospuso  la audiencia para decidir la libertad del comunicador. “Nuevamente fue violentado el debido proceso”, dijo la abogada defensora Aracely Herrera.

El pasado lunes 11 de mayo, la CNDH emitió la recomendación 13/2015 al gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo y a otros funcionarios: que liberen, ofrezcan disculpa pública e indemnicen al periodista. Derechos Humanos dio un plazo de 15 días hábiles, que vencería el viernes 29 de este mes.

RANGEL, EL VOCERO DE BORGE
El texto de la CNDH es particularmente severo contra los responsables del injusto encarcelamiento: “por violaciones a la libertad de expresión, a la seguridad jurídica y a la integridad personal, cometidas en agravio del periodista Pedro Canché”.

Si hubiese voluntad política de Borge, mediante un indulto (al margen de las decisiones de los jueces) podría excarcelar  en un santiamén a Canché.

Pero el gobernador es hombre de odios y venganzas. Simplemente, no perdona a  sus críticos.

Ahora, la sociedad confirmó lo que se sospechaba: que el propio Borge está o estuvo detrás de la guerra sucia desatada en marzo contra Canché. Muchas  calumnias que se publicaron  en la mayoría de los diarios locales e incluso en una  edición apócrifa de la revista Luces del Siglo.

Precisamente el semanario cuya editora es Norma Madero detalla  esta semana cómo Rangel Rosado,  vocero del gobernador de Quintana Roo operó la campaña de lodo en medios gobiernistas.

Documentos confidenciales  se habrían conocido después de que fue hackeada la cuenta de Twitter del exquisito colaborador de Borge  (@RangelRosado).

 La perversidad, el manipuleo de la información y… las fobias enfermizas de los personajes en el poder. ¡Pobre Quintana Roo!.
---------------------     ---------------------------------------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas que fueron de circulación nacional Quehacer Político y  Polémica.
@cantonzetina