Traductor

15 feb. 2016

LA DIFÍCIL MISIÓN DE ALIANZA PAN-PRD EN QUINTANA ROO; EN 2010 GANARON 3 EX PRIISTAS

AGUSTÍN BASAVE, LÍDER DEL PRD, Y RICARDO ANAYA, DEL PAN
                                                                 
                                                                       Cancún, Q.R., Martes 16 de Febrero 2016
 CONSTE!

LA  INCREÍBLE  ALIANZA EN Q.ROO

+ Por qué tiene posibilidades Carlos Joaquín, y Borge sigue su embestida contra la coalición

+ PAN y PRD van en 5 estados; en 2010 ganaron tres gubernaturas, con candidatos  ex priistas

                   
                                    CARLOS CANTÓN ZETINA*
                                       carlos_cantonz@hotmail.com


La coalición  PAN-PRD en Quintana Roo, con Carlos Joaquín González, está ante una oportunidad favorable en pos de  la gubernatura. Es una misión harto difícil aunque no imposible. El ex priista logró unir a dos fuerzas hasta hoy agachadas ante el poder local.

Hace seis años, tres aliancistas obtuvieron la victoria, de los 5 que fueron postulados por aquellos partidos políticos y, en algunos casos, también por PT y Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano.

Y los tres triunfadores, antes  militaron  en el PRI:

Rafael Moreno Valle (Puebla), Gabino Cué Monteagudo (Oaxaca) y Mario López Valadez “Malova” (Sinaloa).

Tales entidades eran considerados bastiones proverbiales del tricolor, como lo es hasta ahora  Quintana Roo.

Que el trío de gobernadores haya tenido una mala gestión, es otro cantar…

Ciertamente, aquí, el PAN y el PRD  están achicados y con escasa credibilidad luego que desde al menos hace dos años fueron cooptados por el mandatario  priista Roberto Borge Angulo.

Las dirigencias estatales, que ya se aprestaban a validar a quien resultase candidato del PRI,  no tuvieron más remedio que acatar la voluntad de sus líderes nacionales, el panista Ricardo Anaya y el perredista Agustín Basave. Son quienes directamente negociaron la formalización de la alianza, increíble hasta hace poco tiempo.

Aunque en Quintana Roo no ha ocurrido alternancia política  desde 1974 en que se constituyó como estado, el partido del Sol Azteca y el blanquiazul  han sido gobierno en municipios importantes como Cancún (donde vive más del 50% del electorado)  e Isla Mujeres.

Será benéfico para la democracia quintanarroense que CJG haga resurgir y sacudirse del yugo gubernamental a la oposición.

¿Por qué  la coyuntura es favorable  para un triunfo opositor?:

1.-La pésima administración de Borge derivaría en un masivo voto de castigo para el PRI y su aliado PVEM. Corrupción, colosal endeudamiento público, inseguridad, frivolidad, sistemáticas violaciones a los derechos humanos, agresiones a periodistas y distanciamiento del pueblo, son algunos de los aspectos  negros del actual gobierno.

2.-La guerra sucia de que Carlos Joaquín ha sido objeto por el gobierno estatal, y que es del dominio público incluso allende las fronteras. Borge lo ha demonizado pero, al mismo tiempo, lo convirtió en mártir político. Esto, en teoría, le atrae  más simpatizantes.

3.- Enrique Peña Nieto perdió la elección presidencial en Quintana Roo ante el izquierdista AMLO.

CARLOS JOAQUÍN CON PERREDISTAS:
UNA IMAGEN IMPOSIBLE HACE POCO
4.-Los quintanarroenses votan más por la persona que por el partido postulante. Y es evidente el desgaste del PRI y de la figura del presidente EPN, con su caudal de desatinos y falta de honestidad.

Al respecto, una de las más recientes encuestas sobre el proceso electoral de Quintana Roo, la  divulgada el 9 de diciembre por el diario El Universal,  reveló que “la mayoría de las  personas que votan deciden su opción teniendo en cuenta al candidato (41.6%) más que el partido (18.9%)”.

El mismo sondeo dio a conocer que el aspirante mejor evaluado es CJG, con 41.4%, seguido de José Luis Toledo (39.5%) y Mauricio Góngora (37.6%).

La encuesta de la empresa Berumen difundida el 9 de noviembre  coincide con la de El Universal en cuanto a que Carlos Joaquín es “el mejor calificado  con 52.4% de efectividad a su favor”. Le sigue con  35.2%, el presidente municipal de Othón P. Blanco (Chetumal), Eduardo Espinosa Abuxapqui,  y luego  el alcalde de Cancún,  Paul Carrillo de Cáceres,  con  25.7%.

Pero hay otra realidad:

El gobierno de Borge tiene el control absoluto en el estado (poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y es el poder tras el trono en los once municipios, todos en poder del PRI. Con toda esa fuerza embiste a Carlos Joaquín y a la alianza que lo cobija.

El más reciente ejemplo de tal andanada es la deserción de Filiberto Martínez Méndez al equipo del ex subsecretario de Turismo. Todo indica que Borge lo persuadió a  mantenerse en el PRI y renunciar a la coordinación de campaña de CJG. Su anuncio estuvo acompañado de loas al gobernador.

Ex alcalde de Solidaridad (Playa del Carmen), Filiberto habría priorizado su necesidad de no ser encarcelado por el descomunal desfalco que le asestó al ayuntamiento: 700 millones de pesos “no aparecieron”. Su Tesorero fue… ¡José Luis “Chanito” Toledo!. 

A Martínez Méndez, el gobernador le  habría ofrecido además hacerlo alcalde de Tulum. En junio de 2011 denunciamos algunas de sus corruptelas. Ver: http://carloscantonzetina.blogspot.mx/2011/06/filiberto-martinez-mendez-protege.html

También claudicó Juan Carlos Pereyra, quien era uno de los operadores políticos de Carlos Joaquín. Este lunes apareció en una foto junto a  “Chanito, favorito de Borge para la gubernatura.  En septiembre  dejó de ser  Secretario del Ayuntamiento de Solidaridad  en medio de señalamientos de excesos, corrupción y tráfico de influencias. Ver: http://carloscantonzetina.blogspot.mx/2014/11/juan-carlos-pereyra-escudero-sus-abusos.html

Ambos, Filiberto ("El Enano Diabólico") y Pereyra eran un lastre. Carlos Joaquín no pierde sino gana con el retiro de ellos.

El gobernador le teme a la alianza PAN-PRD, y por eso también  echa mano de sus esquiroles como Jaime Hernández Zaragoza  y Greg Sánchez Martínez, ex alcaldes “perredistas” de Cancún, para minarla.

                         Los priistas “rebeldes” en 2016

En Quintana Roo no hubo unidad, se rompió la hegemonía del “dedazo” del CEN-PRI,  pero Carlos Joaquín  no es el único.  Al menos dos políticos más se inconformaron en el proceso de  selección de candidatos priistas a las 12 gubernaturas que se renovarán en junio próximo.

Sólo el quintanarroense y quien podría ser candidato en Zacatecas (Pedro de León Mojarro) renunciaron al PRI y se fueron a la oposición. Irían con la alianza PAN-PRD.
BORGE CON FILIBERTO MARTÍNEZ

En Aguascalientes, Juan Manuel de Alba Ortega desafió a la cúpula priista y al gobernador tricolor Carlos Lozano: se inscribió el 23 de enero  para competir en el proceso  interno contra Lorena Martínez Rodríguez, ex titular de Profeco. Ambos comenzaron precampaña el 1 de febrero. La candidatura se definirá en Convención de Delegados el 11 de marzo.

PEREYRA, OTRO DESERTOR. AQUÍ
CON "CHANITO" Y J. MARTÍNEZ ROSS
De Alba es nieto del ex gobernador del PRI Luis Ortega Douglas, y en el gobierno del priista  Otto Granados Roldán fue director de la Comisión de Desarrollo Agropecuario del estado.

Lo mismo ocurrió en Zacatecas, donde Pedro de León, cuñado del gobernador priista Miguel Alonso Reyes, se inconformó y se pasó a la oposición. Aunque aún no se decide si será él o Rafael Flores Mendoza  el candidato de la confirmada  alianza PAN-PRD.

De León, quien renunció en diciembre al PRI  donde fue Coordinador de Delegaciones de Sedesol con Rosario Robles, no ha negado su simpatía por el tricolor  y el gobierno federal.

                      Las alianzas PAN-PRD en 5 estados

Hasta ahora, PAN y PRD concretaron alianza para competir por la gubernatura en 5 entidades, de las 12 donde habrá este año elecciones. Sólo en Quintana Roo hay un candidato externo (no milita en ninguno de esos partidos): Carlos Joaquín.

En Veracruz y Durango, la coalición va con panistas: Miguel Angel Yunes Linares y José Rosas Aispuro,  respectivamente.

En Oaxaca y Zacatecas va con perredistas. Benjamín Robles Montoya o José Antonio Estefan Garfias en el primer caso.

De los 5 estados con alianza,  en Quintana Roo, Veracruz y Durango nunca ha habido alternancia política. El PRI siempre en el poder.

El binomio PAN-PRD pretendía coaligarse en 10 entidades pero las negociaciones no fructificaron en Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Tamaulipas y Sinaloa.

Los otros dos estados (para completar los 12 en  que habrá comicios en junio) son Chihuahua y Aguascalientes. Allí irá solo el PAN, con Javier Corral y Martín Orozco.   Pero aún hay negociaciones para una alianza en Chihuahua.

En julio de 2010 hubo elecciones de gobernador en 15 estados. En 5 de ellos se conformó  alianza PAN-PRD y en algunos casos con otros partidos: Puebla, Oaxaca, Sinaloa, Durango e Hidalgo.

En los tres primeros ganó la coalición, con ex priistas: Moreno Valle, Cué Monteagudo y López Valadez.

En Durango perdió Rosas Aispuro, y en Hidalgo fue derrotada Xóchitl Gálvez.

                        El triunfo de los que renunciaron al PRI

No sólo están los casos del poblano  Moreno Valle, el oaxaqueño  Cué y el sinaloense López Valadez  que desertaron del PRI para ganar la gubernatura bajo las siglas de la oposición, hace 6 años.

En 2015  otro ex priista, Jaime Rodríguez “El Bronco”, conquistó la gubernatura de Nuevo León por la vía de candidato independiente.

En enero de  2011, Ángel Heladio Aguirre Rivero, antiguo militante del PRI, ganó la gubernatura de Guerrero como abanderado de la coalición PRD-PT-MC. Derrotó por amplia ventaja al priista  Manuel Añorve Baños, gran aliado de Manlio Fabio Beltrones.

Aguirre permaneció en el cargo del 1 de abril de 2011 hasta el 23 de octubre de 2014 en que fue obligado a  renunciar tras los hechos violentos del 26 de septiembre en el municipio de Iguala, donde murieron 6  personas y desaparecieron 43 normalistas de Ayotzinapa.

En agosto de 2010, cuando el PRI le negó la candidatura a gobernador para dársela a Añorve, Ángel Heladio  renunció a su militancia y se incorporó al PRD.

En 1998, Ricardo Monreal Avila desertó del  PRI  porque el gobernador priista Arturo Romo no  quiso hacerlo candidato; se pasó al PRD y ganó la  gubernatura de Zacatecas.
---------------------------    -------------------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas que fueron de circulación nacional Quehacer Político y  Polémica.
@cantonzetina